Corazón de libélula




Corazón de libélula,
la luna se poso frente al sol.
Anochece frente a la catedral Sta. María.

Las lágrimas que resbalan sobre el tejado
caen por los canalones, llegan al suelo,
se hacen daño.

¿Nunca pensaste que las lágrimas que
resbalan por el tejado se hacen daño al caer?

Orejas de elefante,
cálidas,
caídas,
suaves.

Labios,
orilla de mi río
que desemboca en tu boca,
esponjosa,
sabrosa,
deseada,
contemplada.

Musgo
rociado de estrellas,
de entre todas ellas
tú la más bella.

Suspensión de
una nota de polvo
en el aire,
estática.

Yo agarrado a
un hilo, pendiendo
de la fortuna del cielo
y mi valor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Nudo marinero"Fín...

"Sí señor"