Ciudad eterna




Rodeando tu cintura
pasito a pasito tras la sombra del Partenón.
Buceando en tus fuentes que son más de mil,
avistando con ojos de gaviota perdida
no me dejas ninguna herida.

Quiero volver,
volver a amarte,
ciudad eterna.
Volver a pisarte.
Volver a mojarme de ti,
rociarme en la barcaza de Plaza de España.
 
Recorrer el Coliseo de cabo a rabo
buscando un corazón en sus paredes ,
que sólo yo vi.
Hay ciudades con música en las calles,
llenas de luz.
Puentes  llenos de esperanza,
esperanza cargada de amor.

Eso eres tú, Roma, Amor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Nudo marinero"Fín...

"Sí señor"