En la punta del zapato

Ojalá pudiera esconderme hoy en la punta de un zapato 
y dormir dos o tres días, borrar las críticas,
comparaciones, imposibles, programaciones
y todo el exceso de silencio
que como el colesterol, me atasca las venassssssssssssss


Comentarios

Entradas populares de este blog

"Nudo marinero"Fín...

"Sí señor"