miércoles, 31 de mayo de 2017

"Sí señor"

Los ricos de los pobres
se distinguen por el brillo de sus zapatos,
el planchado del cuello de sus camisas,
la duración y potencia de sus perfumes,
la calidad de las telas de sus ropas,
el porte que llevan al andar,
lo erguido de sus cabezas,
el exceso de complementos
que indica urgencia por destacar, 
por distinguirse.

El mapa de mi piel

Mi piel circundante grita, patalea, se queja.
Han pasado una jauría y hasta el séptimo de caballería por encima de ella.
No es que esté vieja, está dolorida de las heridas que le han ido causando.
Ella quería protegerse, pero de nada le ha servido.
Hay demonios que no conocen puertas cerradas.
Mi piel es como un mapa de mi existencia, mi piel de este traje prestado, que ni siquiera es mío para siempre.
No sé porque nos obcecamos en estas palabras: "para siempre".
Nada es para siempre.
Ni el mapa de tu piel.



    Danae Writting

Sostilcio de invierno.

Ayer vi por la calle la pura imagen del amor. Una pareja de ancianos paseaban al sol por los extrarradios de la ciudad. Ella iba en silla ...