El mapa de mi piel

Mi piel circundante grita, patalea, se queja.
Han pasado una jauría y hasta el séptimo de caballería por encima de ella.
No es que esté vieja, está dolorida de las heridas que le han ido causando.
Ella quería protegerse, pero de nada le ha servido.
Hay demonios que no conocen puertas cerradas.
Mi piel es como un mapa de mi existencia, mi piel de este traje prestado, que ni siquiera es mío para siempre.
No sé porque nos obcecamos en estas palabras: "para siempre".
Nada es para siempre.
Ni el mapa de tu piel.



    Danae Writting

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Nudo marinero"Fín...

"Sí señor"